GUILLERMO CERVERA

April 23 / May 18, 2011

El pasado 23 de abril la Galería Juan Silió debió haber inaugurado la exposición sobre la obra del fotógrafo Guillermo Cervera. Las obras que se iban a mostrar se encontraban expuestas en la sala de Casa Asia en Barcelona en principio hasta el 26 de marzo pero el éxito de la exposición, que ha sido la más visitada en la historia de esta prestigiosa sala barcelonesa, hizo que se ampliara por dos veces y hubiera una negativa a última hora por parte de la comisaria a ceder las obras. La ausencia de Guillermo, que se encontraba trabajando en Libia, hizo imposible la reedición de las imágenes para la fecha señalada.

Este sábado 7 de mayo a las 19:30, Guillermo Cervera acompañado del periodista de La Vanguardia Plàcid García-Planas, nos mostrará en la galería una selección de sus trabajos artísticos y periodísticos.

Guillermo Cervera es un fotógrafo independiente representado por Aurora Photos, con más de 18 años de experiencia documentando los conflictos armados y los problemas sociales en la prensa internacional. Su trabajo lo ha llevado desde la primera línea de Bosnia en 1993, a los recientes levantamientos en Libia y El Cairo, en 2011; de los campamentos rebeldes en Chad, a fotografiar las guerras de pandillas en Caracas, Venezuela o a los Tigres Tamiles (grupo militante separatista en Sri Lanka) durante la Guerra Civil en 2008. Ha cubierto el problema de los refugiados y los desplazados internos en Darfur, el surgimiento del capitalismo en la Cuba comunista, la adicción a la metanfetamina en el sur de Washington, DC, las iglesias evangélicas de América o los traficantes de armas europeos.

Durante los dos últimos años, Guillermo Cervera ha trabajado principalmente en Afganistán, en concreto en la región Peshwar aunque mantuvo su sede en Kabul. Posteriormente se trasladó a El Cairo donde tuvo que ser hospitalizado durante uno de los enfrentamientos, y más recientemente ha cubierto toda la revuelta de Libia en donde ha sufrido diversos atentados, en especial el que acabó con la vida de los fotógrafos Tim Hetherington y Chris Hondros en Misrata. Durante uno de los combates que estaban cubriendo, el vehículo que compartían fue atacado por el fuego de mortero de las tropas fieles a Muamar el Gadafi; afortunadamente Guillermo Cervera fue el único ocupante ileso tras el ataque.

Desde sus inicios, Guillermo ha realizado una doble labor fotográfica. Por un lado la documental – periodística, que es sin duda la más conocida, y por otro ha llevado a cabo una exhaustiva labor de documentación sobre la vida cotidiana de los civiles en zonas de guerra. La necesidad de continuar con sus vidas en un ambiente completamente hostil, cómo tratan de mantener sus costumbres; cómo los niños siguen jugando, las personas se casan, nuevos empresarios que nacen a la sombra de las necesidades… trata con este trabajo de mostrarnos el lado más humano de estas zonas.

Posiblemente estas fotografías sean la respuesta a la necesidad de evasión ante los hechos que llenan el trabajo de Guillermo, una muestra de cómo el Eros y el Thanatos conviven irremediablemente en las más duras condiciones. Cuesta creer cómo después de fotografiar lo más sangriento de un enfrentamiento bélico, se pueda cambiar el objetivo para mostrarnos a la gente rezando, unos jóvenes bañándose en un lago, un gimnasio en plena actividad o un transexual en un barrio marginal de Kabul.

Ha retratado con especial interés la fuerza económica del mercado internacional de armas en occidente intentando mostrar de forma absolutamente crítica el lado menos conocido de todos estos conflictos, pero sin duda el que finalmente articula cada uno de ellos. Ha conseguido infiltrarse dentro de varias ferias internacionales de armamento y ser testigo de pruebas y negociaciones por parte de los responsables de defensa de las principales potencias mundiales.

Guillermo (El Ferrol, 1968) es ingeniero aeronáutico, realizó sus estudios en Estados Unidos y posteriormente volvió a Madrid, donde comenzó su labor como fotógrafo para después trasladarse a vivir a Barcelona en donde estuvo 9 años. La necesidad de encontrar la tranquilidad le llevó a instalarse en Lanzarote, en donde también se especializó como fotógrafo de surf, otra de sus pasiones, publicando cientos de fotografías en las principales revistas del sector. Actualmente se le puede considerar un nómada con sede en Madrid.

Sus fotografías se publican regularmente en Marie Claire, The Guardian, La Vanguardia, ABC y El Mundo. Colabora desde hace unos meses con una de las agencias más prestigiosas de información, la Agencia V11 de Nueva York. Su GUtrabajo artístico está empezando a tener el reconocimiento internacional y ya ha sido mostrado en el RPI de Nueva York y en diversas salas institucionales de Madrid y Barcelona.
Tras su vuelta de Libia, Guillermo Cervera ha sido requerido por medios como Reuters, BBC, Intereconomía, RNE1, Cadena Ser, RTVE, Com radio, y ha participado en el máster de periodismo de ABC.

García – Planas es reportero de La Vanguardia desde 1988 y jefe de la sección Internacional desde 2005. Ha cubierto las dos guerras del golfo Pérsico, las guerras de la ex Yugoslavia y las de Israel-Palestina, Líbano, Afganistán o Libia. En 2010 recibió el premio Godó de periodismo de investigación y reporterismo. Así mismo ha escrito dos libros, “Jazz en el despacho de Hitler” (Península, 2010) y “La revancha del reportero” (diëresis, 2007), en el que sigue la huella sobre el terreno de siete corresponsales de guerra de La Vanguardia desde 1893.