SANTIAGO YDÁÑEZ. "Electroviral"

10 Octubre / 02 Diciembre, 2019

Santiago Ydáñez lleva años realizando exposiciones en las que se entremezclan diferentes temas iconográficos que son recurrentes en toda su obra, convirtiéndose en señas de identidad de un universo pictórico propio que, unido a su técnica y particular cromatismo, hace que sus cuadros sean inconfundibles. Estos temas están a la vez marcados por las diferentes etapas de su propia biografía. Su infancia en Puente de Génave y los cuadernos de campo que realizaba entonces, siguen presentes en sus creaciones: la vida en el mundo rural, los paisajes cercanos habitados por los pájaros y otros animales, son el trasunto de varias de las piezas que se pueden disfrutar en esta exposición. Sus pinturas son el reflejo de diferentes aspectos de su vida y de las cosas que ocurren en su entorno, tanto en el más directo como el que recibe a través de los medios de comunicación. También los grandes estilos de la historia del arte y los géneros canónicos son importante fuente de inspiración.
Una constante en su trayectoria, de la que podemos encontrar ejemplos en esta ocasión, son los animales a los que retrata, dignifica y, casi, humaniza a través de los gestos, las posturas y sus miradas penetrantes. En este caso, los animales elegidos enlazan con otro de sus grandes argumentos desde que Berlín se convirtiera en uno de sus lugares habituales de trabajo. El mundo centroeuropeo, en contraposición a la cultura mediterránea a la que pertenece, le ofrecerá un prisma reflexivo que plasma con diferentes estrategias en muchas de sus obras. Así, los animales representados son el pastor alemán y el dóberman, raza creada en Alemania a finales del siglo XIX. Incluso los jilgueros trascienden la habitual simbología del pájaro (el alma o la infancia), pues sus alas lucen los colores de la bandera alemana. También la historia y la cultura germanas se reflejan en los retratos en papel, en blanco y negro, tomados de fotos de la época del nacionalsocialismo, así como en las gimnastas que simbolizaron la supuesta superioridad de la raza aria en los Juegos Olímpicos que Leni Riefenstahl inmortalizó con imágenes propagandistas de corte clásico, épico y elegante. Toda una retórica que, no sin cierta ironía (sutilmente presente en la obra del artista), representa también dentro de cajas de cubertería y de música que, a modo de pequeños tesoros, Ydáñez encuentra en sus habituales paseos por los mercadillos para intervenir posteriormente.
Haciendo honor a su gusto por lo popular y a la importancia del proceso, titula la exposición Electroviral, que es el nombre del último disco de una banda indi de muy cerca de su pueblo, Supersubmarina, a los que conoce y cuya música, cargada de energía y ritmos frenéticos acompañaron al artista durante toda la producción de esta muestra. No cabe duda de que las vigorosas pinceladas que conforman las composiciones de estas pinturas, responden a los sabios impulsos eléctricos de uno de los grandes pintores de nuestro país.
Nacido en Puente de Génave (Jaén) en 1967, Santiago Ydáñez se graduó en Bellas Artes por la Universidad de Granada y ha realizado talleres con artistas como Juan Genovés y Mitsuo Miura. Actualmente vive y trabaja entre Berlín y Jaén.
Su obra se ha expuesto en el CAC de Málaga, Villa di Livia (Roma), Whitebox Art Center (Pekín), Museo Lázaro Galdiano (Madrid), Dillon Gallery (Nueva York), CAAM (Gran Canaria), Galería Invaliden1 (Berlín), Fundación Chirivella Soriano (Valencia), Künstlerhaus Bethanien (Berlín), Antigua Iglesia de la Compañía de Jesús (Caravaca de la Cruz, Murcia), Galería S.E. (Bergen, Noruega), Instituto de la Cultura y de las Artes de Sevilla (Sevilla), Instituto Cervantes (Palermo, Italia), Goethe Institut, Instituto Cervantes (Estocolmo), Fundación Canaria para el Desarrollo de la Pintura (Las Palmas de Gran Canaria), BASF Kulturhaus (Schwarzheide, Alemania), Ge Galería (Monterrey, México), Galería Martin Mertens (Berlín), entre otros.
Ha recibido importantes distinciones y es actualmente uno de los pintores jóvenes españoles con mayor proyección internacional. Obtuvo entre otros el Premio de Pintura ABC en 2002 y Premio de Pintura Generación 2002 de Caja Madrid, la Beca del Colegio de España en París del Ministerio de Cultura en 2001, la Beca de la Fundación Marcelino Botín en 1998, la Beca de la Academia de España en Roma en 2016 y el 33 Premio de Pintura BMW en 2018.
Su obra se encuentra en las colecciones de la Fundación Botín (Santander), Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (Madrid), colección DKV, CAC de Málaga, Museo Sofía Ímber (Caracas, Venezuela), Diputación de Jaén, Colección L’Oréal, (Madrid), Colección ABC (Madrid), Centro Atlántico Museo de Arte Contemporáneo de Las Palmas (Gran Canaria), Fundación Chirivella Soriano (Valencia), entre otros.


ELECTROVIRAL
10 de octubre - 02 de diciembre de 2019
Santiago Ydáñez (Jaén, 1967)

Galería Juan Silió
C/ Sol 45, bajo. 39003 Santander.

Horario:
Lunes-Sábado,
10:30 – 13:30 h.
18:00 – 21:00 h.
(Inauguración: 10 de octubre, 20:00h)